Gracias por visitar nuestra página web. Vd. está a punto de salir de la página web de Yamaha Motor, recordándole que Yamaha Motor Europe N.V. - Sucursal en España, no es responsable directo ni indirecto, de los contenidos, las declaraciones, mensajes o comunicaciones, de la página que Vd. va a vistar.

I agree, take me there

Mi mejor recuerdo de Yamaha

Valentino Rossi

Valentino Rossi

Valentino Rossi no es solo nueve veces campeón mundial del Gran Premio. El italiano es considerado uno de los mejores deportistas de todos los tiempos y su influencia se extiende mucho más allá del paddock de MotoGP. 14 años con el equipo de fábrica de Yamaha MotoGP han dado como resultado más de 50 victorias en GP y cuatro títulos mundiales, consolidando su lugar en la historia como el piloto más laureado de la marca.

Después de haber comenzado en los karts, no pasó mucho tiempo antes de que «El Doctor» siguiera los pasos de su padre Graziano en las carreras de motos, ganando el campeonato regional de minimotos en 1992, a los 13 años, antes de emprender su carrera como piloto profesional.

Rossi ganaría campeonatos italianos en 1995 y 1996, impresionando también al acabar tercero en su primera temporada en el Campeonato de Europa de 125 cc, antes de dar el paso al Campeonato del Mundo en 1996.

Su primera victoria en el Campeonato del Mundo de 125 cc llegó en la República Checa ese año, y en su segunda temporada, Rossi fue simplemente imparable, ganando 11 carreras para llevarse su primer título mundial.

En su primera temporada en 250 cc en 1998, Rossi perdió por poco el título contra muchos pilotos establecidos de la categoría, pero regresó al año siguiente con una nueva exhibición dominante para lograr su segundo título mundial.

Eso le llevó a ascender a la categoría de 500 cc justo con el cambio de siglo y no pasó mucho tiempo antes de que Rossi se convirtiera en la principal atracción del mundo del motociclismo. El italiano obtuvo su primera victoria en la clase reina en Donington Park ese año y quedó en segundo lugar en la clasificación final frente a múltiples ex-campeones y leyendas del deporte.

2001 marcaría el comienzo de la «era Rossi» y en esa temporada VR46 ganaría 11 de las 16 carreras para coronarse como campeón mundial de los 500 cc. En 2002, la clase reina se convirtió en MotoGP, pero a pesar del cambio de nombre y de motos, que pasaban de ser 500 cc de dos tiempos a 990 cc de cuatro tiempos, no hubo cambios en el dominio de la categoría. Rossi ganó el título ese año y nuevamente en 2003, antes de iniciar una larga asociación con Yamaha.

Una asociación que inmediatamente se convirtió en una combinación ganadora, ya que Rossi revalidaba el título en 2004 y ganando de nuevo de forma áun más impresionante en 2005, llevándose a casa su quinto campeonato consecutivo con un margen de 147 puntos con el segundo clasificado.

Tras dos años sin lograr el título en 2006 y 2007, Rossi volvía a la cima en 2008, batiendo su propio récord de puntos en una sola temporada. Al año siguiente, el italiano se enfrentó cara a cara por el título con su propio compañero de equipo en Yamaha, Jorge Lorenzo, pero Rossi ganó se impondría finalmente de nuevo, alzándose con su séptimo campeonato en la clase reina.

Desde entonces, Rossi ha seguido en lo más alto, ganando un total de 89 carreras en la clase reina y acumulando un récord de 198 podios.

El sensacional debut de Rossi en Yamaha

Después de unirse a Yamaha en la temporada 2004, el primer intento de Rossi de lograr la victoria se produciría en la prueba inaugural de la temporada en Sudáfrica, en el circuito Phakisa Freeway cerca de Welkom. Fue un comienzo prometedor para El Doctor, logrando la pole y convirtiéndose en el primer piloto en ganar dos Grandes Premios consecutivos con dos marcas diferentes.

Tan pronto se apagó el semáforo que daba inicio a la carrera, Rossi hizo una salida perfecta para tomar la delantera ya en la primera curva de izquierdas. Rápidamente la carrera se convirtió en una batalla a tres bandas, con Max Biaggi y Sete Gibernau luchando con Rossi por el liderato

El trío continuó marcando vueltas rápidas, con Biaggi y Rossi intercambiando puestos en cabeza y Gibernau cediendo un poco de distancia. Durante gran parte de la mitad de la carrera, Rossi se mantuvo líder con su Yamaha YZR-M1 #46, con un perfecto control del ritmo de carrera pese al sofocante calor.

A falta de cinco vueltas, parecía que Rossi podía ceder la victoria en su primera carrera con Yamaha, mientras Biaggi no cedía, pero Valentino continuó luchando para lanzar un ataque final a su compatriota en la curva 10 un par de giros más tarde.

Su sólida defensa en las últimas vueltas marcó la diferencia y Rossi se llevó a casa una sensacional victoria en su debut con Yamaha. En la vuelta de honor, el piloto italiano se detuvo al lado de la pista e hizo una reverencia a su M1, en una mezcla de emoción y agotamiento.

©Yamaha Motor Europe N.V. / Yamaha Motor Co., Ltd.

La información y/o las imágenes de estas páginas web nunca podrán ser utilizadas con fines comerciales o no comerciales sin el consentimiento explícito por escrito de Yamaha Motor Europe N.V. y/o Yamaha Motor Co., Ltd. Conduce siempre de forma segura y conforme a las ordenanzas de tráfico locales.

#MyYamahaStory