Gracias por visitar nuestra página web. Vd. está a punto de salir de la página web de Yamaha Motor, recordándole que Yamaha Motor Europe N.V. - Sucursal en España, no es responsable directo ni indirecto, de los contenidos, las declaraciones, mensajes o comunicaciones, de la página que Vd. va a vistar.

I agree, take me there

La nueva Yamaha Marine Precision Propeller Facility en EEUU, alcanza su máxima capacidad de producción

4 minutes

Las nuevas instalaciones de Yamaha Marine Precision Propeller (YPPI) de Greenfield (Indiana) han conseguido alcanzar su capacidad de producción máxima este verano.

Estas avanzadas instalaciones de fundición utilizan la tecnología robótica más moderna para reducir de forma significativa los plazos de entrega y aumentar la producción en más del 67 por ciento. Gracias a esto, YPPI puede ofrecer a sus clientes más de 100.000 hélices al año.

Yamaha adquirió la empresa Precision Propellers, Inc. en 2008. El grupo es el único fabricante de hélices de acero inoxidable para fuerabordas Yamaha de EEUU. En las instalaciones de YPPI de Greenfield ahora se realizan todas las operaciones de fundición de hélices, mientras que el fabricante utilizará el centro de YPPI de Ritter, Indiana, para los trabajos posteriores a la fundición y las tareas de acabado. YPPI es una de las dos únicas fundiciones de hélices marinas de EEUU y una de las fundiciones de precisión de acero inoxidable más grandes del mundo.

"Es genial que al final podamos poner en marcha todos los cilindros en las instalaciones de Greenfield", afirma Batuhan Ak, encargado de planta de YPPI Greenfield. "Las hélices forman parte de los sistemas integrados que necesitan hoy en día los barcos, y estas nuevas instalaciones nos ofrecen la oportunidad de utilizar tecnologías de fabricación más eficientes que aumentan la calidad y reducen los costes de fabricación".

Como fundición cautiva (es decir, propiedad de la empresa que fabrica el producto), YPPI se encuentra en una posición única para satisfacer rápidamente las demandas del mercado. Mientras que otros fabricantes que dependen de fuentes externas han duplicado y triplicado los plazos de entrega, la inversión de YPPI en las instalaciones de Greenfield ha ayudado a la empresa a satisfacer la demanda con más puntualidad.

"Yamaha construyó las instalaciones de Greenfield con el objetivo de aumentar la capacidad adicional; es decir, no solo para satisfacer la demanda actual, sino también la del futuro", afirma Ak. "Somos importantes clientes de muchos proveedores que suministran productos con origen en Estados Unidos, por lo que hemos estado entre los primeros a la hora de recibir las materias primas que necesitábamos para mantener el ritmo de trabajo. “

Para conseguir un nivel de eficiencia mayor y aumentar la producción, el equipo de YPPI introdujo varios avances en equipamientos nuevos, como un sistema de vertido que es el primero de su tipo, además de un mayor nivel automatización que ahorra espacio (por ejemplo, el procesamiento robótico). La robótica dio lugar a la necesidad de crear nuevos roles técnicos para dar soporte al equipamiento y la tecnología.

"Hay mucha gente que opina que la introducción de la robótica en el proceso de fabricación elimina puestos de trabajo; pero es justo lo contrario de lo que ha ocurrido con nuestra expansión", afirma Ak. "No solo hemos mantenido a todos nuestros empleados, sino que hemos creado nuevos puestos de trabajo para técnicos altamente capacitados, y hemos formado a estos profesionales en nuestro equipo interno. La plantilla general de las nuevas instalaciones ha aumentado, no disminuido, con la introducción de las nuevas eficiencias. Ahora nuestros empleados ganan más y nuestra empresa aumenta la eficiencia y la producción, es decir, todos ganan."

Los empleados de YPPI tienen la ventaja de recibir formación sobre fundición en su propio puesto de trabajo y poder desarrollar habilidades especializadas que se pueden transferir directamente a otras industrias de fabricación. El fabricante también ofrece grandes beneficios y salarios competitivos muy por encima del salario mínimo, por lo que los empleados pueden disfrutar de un estilo de vida cómodo con el coste de vida que hay en Greenfield.

"El componente más importante y más valioso del trabajo en YPPI es nuestra cultura", continúa diciendo Ak. “No somos un fabricante tradicional. Nosotros nos preocupamos por nuestros empleados. Somos como el "papá y la mamá" Yamaha. Invertimos en nuestra gente y les damos la oportunidad de crecer y aprender por el camino".

El grupo inició la construcción del edificio de 16.764 metros cuadrados en dos de las 11,33 hectáreas en julio de 2019. Yamaha tiene pensado expandir aún más el recinto de YPPI en el futuro.

"La nueva fundición es la primera fase de un plan que consta de varias partes en Greenfield", afirma Ak. "Cada fase facilitará aún más la misión de la unidad de negocio de náutica de Yamaha en Estados Unidos de ser líder en integraciones de componentes y sistemas de embarcaciones, que permitan a los clientes disfrutar de experiencias de navegación más sencillas y satisfactorias".

Hélices de YPPI: un trabajo artesanal experto con un rendimiento excepcional en el agua

¿Sabías que los procesos de fabricación y las variables clave de las hélices de YPPI son parecidos a los de la industria aeroespacial?  Es fundamental que las palas de la turbina del motor tengan la funcionalidad adecuada para garantizar la seguridad del piloto y la tripulación. Los equipos de YPPI necesitan el mismo nivel de precisión y control de la geometría de las palas para fabricar hélices marinas. 

Mientras que otros fabricantes utilizan un proceso con plantillas para producir hélices, las hélices de YPPI se ajustan al 100% a la especificación del diseño original de cada modelo para garantizar siempre el mejor rendimiento en el agua.

El aumento del nivel de automatización con la nueva robótica de las instalaciones de Greenfield ayuda a disminuir la posibilidad de variabilidad en el proceso de fundición, lo que aumenta de forma inherente la calidad del producto y la hélice.

Los miembros del equipo de YPPI desempeñan el papel más importante a la hora de ofrecer las mejores hélices del mercado. Yamaha construyó el centro de Greenfield desde cero para garantizar que la fundición conservara los empleados de YPPI existentes y para mejorar las habilidades del equipo que domina este oficio. El resultado es una producción de hélices de calidad que ofrecen siempre el máximo rendimiento.

 

El equipo de Yamaha trabaja unido para garantizar que YPPI Greenfield tengan las mejores herramientas de fundición del mundo

Gran parte del equipamiento de fundición que se encuentra en las nuevas instalaciones de Greenfield de YPPI proviene de VA Technology y LBCC, dos empresas de suministro clave ubicadas en Sheffield, Inglaterra, la capital del mundo de la fundición. Durante la epidemia de COVID-19, el equipo de YPPI sufrió paradas y retrasos durante la fase final de implementación del equipamiento de la nueva fundición. Al darse cuenta de que no podrían abrir las puertas de Greenfield a tiempo si estos proveedores no iban a EEUU a instalar el nuevo equipamiento, el equipo de Yamaha de Estados Unidos intervino de inmediato para ayudar.

“John O'Keefe, del equipo de relaciones con el gobierno de Yamaha Marine, trabajó con funcionarios federales para obtener los permisos de trabajo necesarios para que los equipos de VA Technology y LBCC viajasen a EEUU para instalar el nuevo equipamiento de la fundición”, afirma Batuhan Ak, responsable de planta de YPPI Greenfield. "Su gran esfuerzo nos permitió abrir en julio y fue todo un ejemplo de la filosofía de "One Yamaha" que tiene la empresa. El equipo general de Yamaha tiene una auténtica mentalidad de éxito y trabajo en equipo. Somos una empresa internacional, con inmensos recursos y con unos equipos dispuestos a hacer todo lo posible para ayudar, aunque ese trabajo no esté dentro de sus obligaciones diarias.

En mi opinión, este enfoque del trabajo en equipo es uno de los grandes valores de la asociación con Yamaha y YPPI. Los concesionarios y fabricantes que trabajan con Yamaha disfrutan de todas las ventajas de trabajar con una gran empresa internacional y, al mismo tiempo, se benefician de esa idea de que hay que remangarse para ayudar en las relaciones comerciales. Por decirlo de una forma sencilla, Yamaha cultiva una cultura de enorme colaboración para poder ofrecer productos de primera calidad”.