You are about to leave this website. Are you sure?

I agree, take me there

La Yamaha XJR1300 y XJR1300 Racer de 2015 han despertado un gran interés ya desde su formato de serie, gracias a una serie de mejoras fuertemente inspiradas por la escena custom. Un chasis recortado y aligerado al máximo, un depósito más estrecho y un faro más compacto son todo un homenaje a las tendencias recientes en personalización y permiten poner de manifiesto el potencial del modelo de cara a una mayor personalización.

“Wrenchmonkees ya proporcionó información muy valiosa para crear este último modelo de XJR gracias a sus primeras colaboraciones”, afirma el responsable de productos de Yamaha Motor Europe, Shun Miyazawa. “Su XJR1300 Yard Built "Monkeefist" fue una de las precursoras de la XJR de 2015 y fue una inspiración fundamental para dar con el diseño actual. Gracias a esta influencia no sentimos que fuera necesario cambiar la moto drásticamente, sino que nos centramos en ajustarla y mejorarla donde fuera necesario para optimizar el modelo.”

“Trabajamos muy duro para asegurarnos de que no había cambios radicales de diseño en la transformación”, comenta Per Nielsen, de Wrenchmonkees, “en lugar de añadir nuestro característico estilo minimalista con una silueta estilizada, sin realizar cortes o soldaduras en el chasis.”

La parte del manillar, completamente despejada, parte de unos semimanillares LSL Speed Match negros con unos puños Biltwell, que giran en torno a un minirreloj cuentakilómetros MMB digital iluminado en amarillo, situado sobre un faro custom WM, también amarillo. 

El sistema de frenos también ha recibido una buena mejora. Se ha añadido un grupo Beringer completo con discos de frenos Hypersport, pinzas Beringer delante y detrás, y bomba de freno y embargue Beringer a juego. El toque final lo ponen los latiguillos de freno de acero, en negro. 

Las estriberas retrasadas LSL en aluminio negro mate se han modificado para que tengan una postura de conducción más agresiva, reforzada por el amortiguador Öhlins STX 36 de la rueda trasera. Las llantas de serie de la XJR siguen presentes en la Skullmonkee pero ahora están enfundadas en unas Michelin Pilot Road 4s para agarrarse al máximo al asfalto.

El amortiguador de dirección LSL Titan hace que todo esté siempre bajo control y el piloto LED es justo la última parte visible en la zaga, sobre un escape 4-2 en acero inoxidable con silenciosos traseros Wrenchmonkees/Spark. 

El acabado de la moto es sencillamente perfecto, con un lacado negro en brillo y el emblema Skullmonkee en el depósito. Los detalles dorados son el peculiar tributo a una moto absolutamente legendaria.

Los usuarios de la XJR pueden solicitar las piezas de la Skullmonkee directamente en el sitio web de Wrenchmonkees para hacer que su moto tenga un diseño "al estilo de Copenhague". 

www.wrenchmonkees.com.