Gracias por visitar nuestra página web. Vd. está a punto de salir de la página web de Yamaha Motor, recordándole que Yamaha Motor Europe N.V. - Sucursal en España, no es responsable directo ni indirecto, de los contenidos, las declaraciones, mensajes o comunicaciones, de la página que Vd. va a vistar.

I agree, take me there

"XR9 Carbona" por Bottpower

Los proyectos Yard Built de Yamaha han marcado el camino en el renacimiento del mundo de la personalización de motocicletas. Tras forjar vínculos con auténticas estrellas del mundo de la personalización de motocicletas, el proyecto ha desarrollado una increíble línea de exclusivas y deslumbrantes motos Yard Built basadas en la gama de modelos Yamaha Sport Heritage. Legendarios personalizadores de motocicletas de todo el mundo han aportado sus habilidades y experiencia para demostrar lo fácil que es trabajar con las intuitivas y adaptables motocicletas estilo retro de Yamaha. El proyecto ha servido de inspiración y ha marcado nuevas tendencias en el mundo de la motocicleta, haciendo que cada cliente pueda sentir suya su Yamaha.

Nuevo kit de carrocería flat track para la XSR900.

La XR9 Carbona ha sido concebida en base a la experiencia acumulada en la icónica carrera Pikes Peak, en la que Bottpower se impuso en dos categorías y terminó en cuarta posición absoluta en 2017. La Pikes Peak International Hill Climb, también conocida como Race to the Clouds, es una subida en cuesta con un recorrido total de 19,99 km, con 156 curvas y superando un desnivel de 1440 metros y está considerada como una de las competiciones más exigentes tanto para la moto como para el piloto.

El objetivo del diseño de la XR9 era crear una motocicleta con un alto nivel de prestaciones, que fuera perfecta para circular en carreteraabierta y en curvas. Al  igual que con muchas de las otras creaciones de Bottpower, la XR9 tiene un toque de estética de flat track combinada con una posturamoderna y agresiva. La XR9  es una evolución del diseño de la moto de competición utilizada en la Pikes Peak, al tiempo que incorpora detalles de la serie R de Yamaha, como los pequeños faros ocultos que acentúan su deportividad.

El equipo de Bottpower ha hecho uso de su amplia experiencia con materiales compuestos e impresión 3D, con el objetivo de crear una motocicleta lo más ligera y competitiva posible. El nuevo kit de carrocería de este preparador permite a cualquier cliente convertir una Yamaha XSR900 u otra plataforma CP3 en una XR9 Carbona.

El kit está compuesto por varios elementos de carrocería principales, junto con una gama de componentes especiales, lo que permite personalizar cualquier motocicleta Yamaha con motor CP3 con un gran nivel de detalle.

Contenido del kit XR9 Carbona:

  • Cubierta del depósito con tomas de aire integradas (fibra de carbono)
  • Asiento y colín trasero de fibra de carbono que incluyen un asiento tapizado en Alcántara, piloto trasero e intermitentes
  • Placa portanúmeros delantera, con luz diurna led integrada
  • Cubiertas de radiador con aletines y faros con luz larga y de cruce
  • Portamatrículas
  • Protector de piñón
  • Quilla

 

David Sánchez, gerente de Bottpower:

Quiero agradecer a Yamaha por darnos esta oportunidad de trabajar con ellos dentro del programa Yard Built. También quiero expresar mi gratitud al equipo de Bottpower, creo que han llevado a cabo un gran trabajo diseñando y construyendo la XR9 Carbona.

Participar en el programa Yard Built implicó dos retos importantes para nosotros. El primero fue diseñar una moto que fuera a la vez atractiva y rápida, y el segundo, desarrollar un kit "plug-and-play", fácil de producir y que permita a cualquier propietario de una Yamaha XSR900 o de un modelo CP3 transformar su moto en una XR9.

Estamos muy contentos porque creemos que hemos logrado ambos objetivos. El kit ya está en producción; de hecho, ya hemos construido varias unidades para algunos de nuestros concesionarios y clientes más cercanos.

También hemos desarrollado algunas piezas que se pueden montar en cualquier modelo con plataforma XSR o CP3 de serie, como el protector de piñón, el portamatrículas y la quilla.

 

Hugo van Waaijen, diseñador senior:

Para nosotros, el mayor reto era cómo podíamos evolucionar el diseño de la XR1 (la anterior moto de Bottpower con estética flat track) en algo nuevo.

¿Cómo se pasa de una motocicleta con un gran motor bicilíndrico en V, un bastidor oculto tipo backbone y una distancia entre ejes corta a un tricilíndrico en línea de refrigeración líquida montado en un chasis de doble viga?

Las líneas de la XR1 tienen un carácter muy horizontal y queríamos hacerlo más moderno y dinámico inclinándolo hacia abajo. Al mismo tiempo, las proporciones debían ofrecer una sensación similar con mucha masa óptica alrededor del motor, lo que significa un frontal voluminoso y una sección trasera más corta.

Durante este proceso de diseño, quedó claro que queríamos utilizar elementos de la serie R de Yamaha, como los faros redondos ocultos, para crear la sensación de una moto de carreras matriculada. Al mismo tiempo, queríamos tapar el radiador para "ocultarlo" y dirigir las miradas alrededor del motor.

Barajamos varias ideas para el depósito y el asiento, manteniendo la forma de lágrima y el carácter de la placa portanúmeros clásica del flat track.

Después de los primeros bocetos, elegimos una cierta dirección que luego tomó forma con un modelo poligonal Maya. Durante esa fase pudimos hacernos una idea correcta de las proporciones de la moto en 3D y el carácter que tenía. Al mirar desde la vista frontal de tres cuartos, nos recordó a un pitbull, con hombros fuertes y musculosos (el depósito) y una mirada acechante que creaba una postura poderosa.

Después de esta fase, comenzamos con la fase CAD en la que modelamos todos los componentes usando partes escaneadas de la XSR900 como referencia. El objetivo de este proceso es que, al construir modelos CAD de alta calidad, podamos garantizar que las piezas tengan un buen ajuste y apariencia. Durante este proceso, imprimimos piezas en 3D para comprobar su ajuste y apariencia. El objetivo era tomar una XSR900 original y transformarla en la XR9 Carbona con un kit plug-and-play sin cambiar el chasis.