Nosotros utilizamos cookies porque nos ayudan a entender a los usuarios que visitan nuestra página web con el fin de mejorarla y mejorar así nuestros productos, servicios y actividades de marketing.

Si el usuario continúa sin realizar ningún cambio en su configuración, asumiremos que acepta recepción de cookies en la página web de Yamaha. De todos modos, si lo desea, podrá modificar su configuración de cookies en cualquier momento. Si quiere saber más acerca de las cookies usadas en nuestra página web, cómo las utilizamos y sus ventajas, lea el apartado "Cómo usa Yamaha las cookies".

 

Yard Built XJR1300 ‘Monkeefist’ by Wrenchmonkees

Compartir

El fabricante de custom danés Wrenchmonkees transforma la XJR1300 en una café racer radical y presenta un concepto de personalización casera

El primer fabricante de custom en aceptar el reto de Yamaha ha sido el danés Wrenchmonkees. Con sede en Copenhagen, Wrenchmonkees se fundó en 2008 a manos de Per Nielsen y Nicholas Bech como punto de encuentro para usuarios de motocicletas que querían un modelo algo diferente de lo habitual. En su búsqueda por máquinas personalizadas pero útiles, la estética de las creaciones de Wrenchmonkees pretende sacar los componentes básicos de la moto a la luz para dejar que el diseño del conjunto hable por sí mismo. ¿Puede haber alguien mejor para demostrar lo que una personalización puede lograr sobre el concepto retro de la Yamaha XJR1300?

"Hemos seguido con interés otros proyectos Yamaha, como las versiones Hyper Modified de la VMAX y T-MAX, por lo que cuando nos llamaron para trabajar sobre la XJR1300 fue muy emocionante. Significó un gran espaldarazo a nuestra empresa", afirma Per Nielsen, jefe del equipo de Wrenchmonkees. “Normalmente trabajamos sobre motos clásicas y, de hecho, hemos modificado muchas Yamaha SR500 and XS650 pero ha sido realmente interesante demostrar lo que podemos lograr con una base moderna como la XJR1300.” Eso sí, cuando trabajamos con una moto moderna siempre surgen un montón de retos…

"El número de sensores, cables y otros sistemas como el control de emisiones hace muy complicado modificar una moto moderna. En una moto clásica puedes trabajar con más libertad sobre el diseño porque la moto es muy básica; básicamente, es sólo un motor, unas ruedas y un chasis. En una moto reciente, las partes que no se ven están diseñadas para que no se vean, por lo que cuando retiras un carenado tienes que volver a distribuir cables y otros elementos eléctricos. Es muy complicado.

"Con la XJR decidimos que queríamos mostrar lo que se puede hacer con la moto y cómo podría quedar con un estilo café racer. Habría sido muy sencillo hacer algo más superficial y usar solamente un nuevo esquema de colores y asiento pero queríamos mojarnos de verdad y hacer algo que inspirara a los seguidores de la XJR.

"La primera decisión estaba en ver cuántas piezas queríamos cambiar. Queríamos mantener la identidad de la moto y que se reconociera con facilidad que era una XJR, por lo que nos no modificamos ni el depósito, ni el motor ni los principales componentes. Entonces fue cuando miramos bien la moto y dijimos "Bueno, ¿qué podemos hacer con esta base?"."

"La primera tarea fue cambiar la parte delantera. Montamos la horquilla y las llantas de una YZF-R1 pero no acababan de quedar bien, así que cambiamos las llantas de fundición por unas custom de radios. La delantera es de 19 pulgadas y la trasera de 18 para que el conjunto tuviera estética de "vieja escuela" con el toque moderno de la horquilla y las pinzas de 6 pistones de la R1. A continuación diseñamos unos estribos retrasados que aumentaban la distancia al suelo y cambiamos el manillar plano por unos semimanillares para que la postura fuera más café racer. El escape es un modelo en acero inoxidable hecho a mano acabado en un doble silencioso de tipo megáfono que vuelve a la estética anterior de la XJR pero en un formato más actual, propio de las MotoGP.

"Para que la XJR tuviera más carácter café racer aún decidimos crear un nuevo conjunto de asiento sobre el subchasis existente. Quitamos la caja de la batería de la XJR y desplazamos el cableado hasta la nueva parte trasera... lo que nos creó el problema de dónde ubicar la batería. Como la XJR tiene dos amortiguadores atrás, hay mucho espacio por debajo del basculante y gracias a eso pudimos colocar una pequeña batería de ión litio en el espacio que queda debajo del motor.

"Nuestra estética no va de colores chillones y atrevidos, por lo que nos decidimos por un verde oliva mate con un ligero toque metálico. El justo. En el chasis hemos hecho algo realmente especial. El basculante y el motor de la XJR tienen un acabado similar en negro pero nosotros queríamos que el chasis destacara más, así que le dimos chorro de arena para eliminar la pintura ¡y lo quemamos para crear un impactante resultado de acero quemado!"

“Estamos encantados con el resultado de nuestra Yamaha casera; las líneas musculosas de la XJR la mantienen como un modelo retro con inspiración "mecánica". La XJR gira en torno a un motor muy bonito de refrigeración por aire y nuestra personalización la muestra del modo más vanguardista, con una serie de innovaciones, como la horquilla invertida y los frenos radiales.

“Esperamos que nuestra modificación anime a los propietarios de la XJR a modificar sus motos de un modo realmente especial. Ahora que hemos terminado nuestra modelo de prototipo, estamos viendo cómo podríamos crear kits para la XJR1300, para que los usuarios puedan ver algunas de nuestras ideas en sus propios garajes. Estamos intentando que el kit sea lo más sencillo posible para los usuarios y que no requiera modificar el chasis o basculante original de la XJR, sino que sean piezas que transformen la estética de la moto en profundidad pero que se puedan instalar fácilmente en sustitución de los componentes originales. Así, todos podrían crear una Yamaha a su medida acorde con su personalidad."

Wrenchmonkees se puede localizar a través de su sitio web: www.wrenchmonkees.com