Nosotros utilizamos cookies porque nos ayudan a entender a los usuarios que visitan nuestra página web con el fin de mejorarla y mejorar así nuestros productos, servicios y actividades de marketing.

Si el usuario continúa sin realizar ningún cambio en su configuración, asumiremos que acepta recepción de cookies en la página web de Yamaha. De todos modos, si lo desea, podrá modificar su configuración de cookies en cualquier momento. Si quiere saber más acerca de las cookies usadas en nuestra página web, cómo las utilizamos y sus ventajas, lea el apartado "Cómo usa Yamaha las cookies".

 

Yamaha y Workhorse Speed Shop ponen el Sultans of Sprint en su punto de mira

Compartir

El excepcional constructor de motos custom Brice Hennebert de Workhorse Speed Shop tiene la misión de acaparar los primeros puestos en los premios en la Factory Class de Sultans of Sprint.

Las motos custom Yard Built se han creado generalmente para inspirar a nuestros clientes; para hacer que sus XSR900, XSR700, XV950R o SCR950 sean únicas. Con este proyecto, Yamaha está rompiendo con lo establecido. Esta XSR no es una moto fabricada para ponerla en un pedestal: Brice la ha construido para dominar en carreras de velocidad. Los chicos de Workhorse Speed Shop han cogido la Yamaha y, saltándose todas las convenciones, la han convertido en una máquina baja, larga y endiabladamente rápida. Todo, desde el motor hasta el chasis, pasando por cada uno de los puntos intermedios, se ha modificado, tuneado, desmontado y vuelto a montar con el único fin de exprimir hasta la última gota del rendimiento de uno de los modelos custom más versátiles.

Al tratarse de una moto de competición, existen restricciones claras acerca de lo que se puede cambiar y los límites en los que debe mantenerse el constructor. Aún así, a Brice le quedaba bastante margen de maniobra. El carenado de aluminio hecho totalmente a mano dibuja una imponente silueta en el clásico azul y amarillo de Yamaha, un homenaje a la FZR 750 Bol d'Or Sonauto pilotada por Christian Sarron en 1985. El chasis ha descendido un total de 150 mm y las estriberas se han desplazado hacia atrás. El basculante personalizado de Workhorse se extiende 100 mm más y convierte a esta bestia en un dragster de ensueño a ras de suelo.

Yard Built Workhorse XSR700

La XSR700 contará con el motor más pequeño de todas las motos de la Factory Class. Pero empezamos la competición con una gran ventaja: un peso muy bajo y un par motor impresionante. El cigüeñal se ha nivelado, el circuito de aceite se ha modificado y los contrapesos se han eliminado. Un embrague antirrebote Suter y un cuerpo de inyección modificado completan la metamorfosis en una moto enteramente de otra especie.

Entre las piezas de alta gama que elevan esta modificación hasta niveles estratosféricos, mencionaremos una batería de carbono, un sistema completo de frenos de competición, control del embrague, bomba de freno delantera y trasera, así como un sistema de óxido nitroso con controlador Max Extreme. La pintura la ha realizado Matthias van Brussel y las modificaciones del asiento y la chaqueta son idea de Jeroen Bouwmeester de Silver Machine.

XSR700 Workhorse Detail picture 

"¿Qué puedo decir de esta moto?" comenta Antoine Clémot, responsable de productos de Yamaha Motor Europe. "Es rápida, es aerodinámica y mete miedo, es una auténtica gozada y la vemos como una clara ganadora. Eventos como el Sultans of Sprint aportan sensaciones totalmente nuevas al segmento Sport Heritage, con una mezcla sutil de diversión y rendimiento. Nos encanta ver cómo estas motos increíbles abandonan las exposiciones estáticas para internarse a todo gas en los circuitos de carreras. Se trata de dar rienda suelta a la expresión individual, crear los diseños más demenciales para luego juntarse y compartirlos sobre la pista. La moto Workhorse tiene la esencia de la Yamaha clásica con el estilo del carenado de la FZR750 Suzuka, todo está hecho de forma exclusiva y tiene una estética única. Estoy deseando ver cómo se porta, pero ya solo haber participado en la construcción me llena de orgullo".

XSR700 Workhorse Top of the Bike

Esta exquisitez sobre ruedas está ya enfilada directamente rumbo a los eventos de Sultans of Sprint que se celebran este año. Aunque cualquiera con un mínimo de gasolina en las venas ya debería conocer el Sultans of Sprint, os lo presentamos de nuevo. Cada año, cientos de personas de ambos sexos, bastante locos y con gustos afines, se reúnen para competir en carreras muy rápidas en línea recta. Son eventos que giran en torno a la velocidad, los diseños espectaculares y, sobre todo, la diversión. El Sultans of Sprint se celebrará en The Reunion en Italia del 19 al 20 de mayo, posteriormente en Biker's Classics en Bélgica del 29 de junio al 1 de julio, en Glemseck, Alemania del 29 de agosto al 2 de septiembre y, finalmente, en el Dandy Riders Festival en Francia del 23 al 24 de septiembre. Si tienes la suerte de asistir a un evento, tendrás la ocasión de ver diseños radicales que plasman la pasión de sus creadores.

 

La custom dragster Workhorse XSR700 tendrá un piloto invitado diferente en cada evento, contando en la primera ronda con el legendario Niccolò Canepa, el primer piloto italiano en ganar un título en el Campeonato Mundial de Motociclismo de Resistencia FIM tras alzarse con el título de 2016/2017 en tan solo su segunda temporada con el GMT94 Yamaha Official EWC Team. Si quieres unirte a la aventura y descubrir a los pilotos de las próximas rondas, no te olvides de seguir al equipo en https://www.facebook.com/YamahaMotorEU/.